domingo, 21 de abril de 2013

Las proteínas G, receptores acoplados y el Nobel de Química


Gracias al gran trabajo de investigación realizado por multitud de biólogos, químicos… y a las muchas horas invertidas en ello, sabemos que las proteínas son las reinas de nuestro organismo, pues prácticamente realizan todas las funciones que uno podría imaginar: poseen función estructural, catalizan reacciones y procesos vitales para nuestra supervivencia, regulan la homeostasis, e incluso nos pueden defender contra aquél patógeno que osa invadir nuestro preciado cuerpo. Actualmente, este conocimiento es el pan nuestro de cada día pero todavía quedan muchas preguntas por responder. Hay una que, desde comienzos del siglo XX, ha estado revoloteando en la cabeza de los investigadores: ¿Cómo se comunican las células entre sí? Que a su vez va enlazada con: ¿Cómo es regulado nuestro organismo?

jueves, 28 de febrero de 2013

Miedo

Perlas de sudor le recorrían la sien y la garganta la notaba seca, clamando agua; sabía con certeza que el peligro acechaba y que poco podría hacer para evitarlo. La luz blanquecina de la luna, que parecía una raja de melón, iluminaba el paraje en el que se hallaba. Árboles de ramas grotescas que podrían haber salido de alguna película de Tim Burton; la tierra, húmeda y con insectos merodeando como si nada les aconteciera; un riachuelo lleno de cantos erosionados por el transcurro de sus aguas. Ni un solo rastro de nubes.

Un ambiente de lo más inquietante.

Tragó saliva, se secó el sudor y se humedeció los labios. El ritmo respiratorio iba cada vez a más; su mente era un caos en aquel momento y la adrenalina que le recorría el cuerpo la mantenía en constante alerta, impidiendo que respirara con normalidad. El bosque le servía de protección ante su misterioso persecutor, pero no podía asegurarse al cien por cien de que aquél hubiese podido llegar hasta su paradero. Confiaba en que el rastro de sus huellas se hubiese borrado por la lluvia que había acaecido hacía unos minutos y también en que ella hubiera sido más veloz.

Rebajó el ritmo respiratorio para evitar marearse, y apagó su linterna temiendo que en el peor momento ésta decidiera traicionarla. “¿Qué diablos querrá de mí?”, fue la primera frase que pudo ordenar en su cabeza.




No entendía cómo de repente podía encontrarse en esa situación. Intentaba recopilar toda la información almacenada en su mente para intentar comprender, salvar su vida, pero su cerebro parecía estar embrujado por una extraña fuerza que le impedía recordar nada que no fuera el instante en el que aquella criatura etérea y grotesca empezó a perseguirla sin motivo alguno.

El movimiento de una rama moviéndose interrumpió sus pensamientos.

Su cuerpo se tensó. No hacía viento y ese bosque parecía muerto; su instinto le decía que el juego del escondite se había acabado y que ella iba a perder algo más que la partida.
El miedo le pudo y no hizo más que chillar, aterrorizada. Se levantó de un salto y corrió, corrió lo más que sus piernas podían, pero el bosque era interminable y los árboles cenizos parecían cobrar vida y arañarle el rostro, que estaba bañado en lágrimas. La visión se le cegaba por el llanto, el bosque se hacía cada vez más estrecho y ella se sentía desfallecer, hasta tal punto que dejó caer la linterna, que se quedó iluminando la madriguera de un animal. Su monstruo avanzaba sin compasión y parecía relamerse del gusto al ver que su víctima perdía fuerzas y se dejaba vencer. Al contrario que ella, se desplazaba hábilmente por entre los espacios angostos del lugar y eso la desesperaba aún más.



Finalmente cayó de bruces al suelo, llenándose el cabello y el rostro de hojas secas y de tierra humedecida por las lágrimas. Notó una punzada de dolor proveniente de su muñeca izquierda, probablemente fuera un esguince pero poco le importaba… Apenas se podía mover y sólo conseguía arrastrarse, llevada por el pánico.

Momentos después, llegó el frío.
Un frío intenso, que congelaba el alma e inmovilizaba hasta al ser más aguerrido.

La chica empezó a tiritar, pero ya no sabía si era de frío o de puro terror. El aspecto de ese ente era indescriptible, como poco. El monstruo alargó una extremidad (si podía denominarse así) que olía a putrefacción, y más lágrimas brotaron. Por si no fuera poco desolador, una espesa neblina hizo acto de presencia, prácticamente en consonancia con el movimiento de dicha criatura. El corazón palpitaba con fuerza los que podrían ser sus últimos latidos.

Ella, y solamente ella, había creado a ese monstruo. Ese monstruo eran sus miedos. Desde el más banal, hasta el temor más desesperanzador, íntimo y arraigado que cualquiera pudiera imaginar. Ojalá fuese sencillo decir que podría destruirlo pero, por desgracia, las personas están condenadas a convivir con sus miedos. Hay gente que no es capaz de controlarlos o de someterlos, y son finalmente ellos los que dirigen sus actos. Esas personas se convierten en sus marionetas, sin voz ni voto. En esa situación es difícil volver atrás.

Lo único que pedía era salir de esa horrible pesadilla.

lunes, 7 de enero de 2013

Clausura de la XIX Edición del Carnaval de Biología

Ha pasado un mes desde que esta humilde bitácora diera el pistoletazo de salida a la XIX Edición del Biocarnaval, y solamente puedo comentar que estoy orgullosa y satisfecha de todo lo que esta Edición ha dado lugar: un buen listado de entradas de una calidad indiscutible que, para un blog primerizo, no está nada mal o al menos eso creo.

Es una gratísima sensación haber cobijado nada más y nada menos que 40 entradas y por ello quiero agradecer vuestro entusiasmo a la hora de crear estas obras de arte, y también a aquellos lectores que han invertido unos pocos minutos en leer, y que han hecho que este Biocarnaval brille un poco más, así que... Gracias por aportar vuestro granito de arena.

Mirad que no me quería poner sentimentaloide, pero a veces mi lado cursi le gusta dar por saco en estos momentos... Aun así, esto no debe ser un velatorio, ¡habéis escrito unos artículos geniales! ¡Vamos a repasarlos!


La elementa @Ununcuadio inaugura el Carnaval con su entrada Hemoglobina y anemia en H. sapiens explicando la relación entre esta enfermedad y una dieta rica en hierro, que se conseguiría con la ingesta de proteínas y ciertas vitaminas presentes en la carne. Pero no se queda ahí, también nos hace reflexionar sobre el uso de células pluripotentes inducidas (iPS) y posibles inconvenientes que podrían tener (replicación incontrolada después de trasplante de éstas); una última aportación por su parte trata sobre la biocatálisis: manipulando una enzima podemos conseguir el producto deseado y un mayor rendimiento, además de mejorar nuestra calidad de vida.

@luisreig también ha dado lo mejor de sí y ha escrito... ¡4 entradas! ¡Este hombre no para (ni ninguno de vosotros)! En su primera entrada, La señora de los rayos X, ensalza (y con motivo) la labor de Rosalind Franklin como cristalógrafa. Más tarde, nos explica la estructura química de los principios activos de la droga de la alegría (A.K.A. marihuana), además de responder a las típicas preguntas que se hacen los jóvenes (o lo que afirman sin tener ni idea). Y por último, en La Química del tupé de Imanol Arias (I) y (II), últimos posts que culminan el Biocarnaval, hace un repaso a los pelajos que llevábamos a lo largo de nuestra historia (incluyendo el famoso tupé del señor Alcántara).

En el mismo blog, pero de la mano de uno de los colaboradores, Jordiet, nos envía un diccionario de las principales drogas estimulantes como el éxtasis, anfetaminas, polvo de ángel... Además de mitos y verdades acerca de su consumo.

@vendoXdelgada es una máquina y también nos ha enviado tres entradas para este Biocarnaval, a saber:

  • La fábrica de chorizos, donde nos explica cómo una buena o mala alimentación influye en nuestro sistema digestivo.
  • La tropa mora nos muestra que sin bacterias intestinales estamos desprotegidos, que no somos nada.
  • Con Diario de una guerrera aprendemos los curiosos síntomas que produce un cáncer de ovario a través de un precioso cuento inspirado en la Antigua China.


Hablando de leyendas, nos encontramos con la rosa azul, símbolo de las promesas imposibles de cumplir. Ahora, y gracias a la Biotecnología y a la Ingeniería Genética, se pueden crear rosas con pigmentos azules en sus pétalos. Todo esto y más nos lo expone @bioamara.

También enlazamos esta entrada (por ser relativa a la Ingeniería Genética) con la que nos ha enviado @Banchsinger, junto con una genial ilustración de @DrLitos. ¿Qué pasaría si las enzimas de restricción, los Jedi de la genética molecular, pasaran al lado oscuro (o lo que es lo mismo, estuvieran en un medio que no fuera óptimo)?

@jmmulet habla de la importancia del cobre, la multitud de procesos en los que este oligoelemento es clave, y los riesgos y enfermedades que puede acarrear tanto si éste se encuentra en exceso o en cambio escasea.

@maberalv demuestra que la Química no tiene por qué estar reñida con la Biotecnología; es más, gracias a los avances biotecnológicos podemos producir nuevos materiales (biomateriales), compuestos de interés, e incluso órganos híbridos para trasplantar.

Química, alimentos funcionales, cosmética... @eliatron aporta una entrada donde relata la charla que dio @ScientiaJMLN en Sevilla el pasado 14 de diciembre, junto con el vídeo de toda su exposición donde denuncia, entre otras cosas, el aprovechamiento por parte de ciertas multinacionales de agujeros legales en la EFSA.


Este Biocarnaval ha tenido varias entradas cuyo tema central ha sido la Microbiología, cuyo auge tuvo lugar en el siglo XIX. Veámoslas:

@scariosHR habla sobre la "cooperación" de las bacterias y su importancia en la biorremediación, obtención de compuestos de interés... gracias a la gran variedad de metabolismos que poseen estos bichitos.

@ManoloSanchezA arranca con varios posts centrados en esta disciplina. En el primero, nos habla de la Microbiología industrial; un fabricante de cerveza casera obtiene una cepa nueva híbrida de S. cerevisiae... ¡en su barba! Otro podcast suyo comenta el desarrollo de una molécula antimicrobiana para atacar al Acinetobacter, una bacteria resistente a antibióticos convencionales. Con Cine y bichos: Cuando los microbios son buenos, nos demuestra que los microbios también pueden ser los "buenos" de las pelis (ejemplos muy vistosos en "Merlín el encantador" y en "Érase una vez..."). Una última aportación por su parte nos la trae por medio de una emocionante noticia en la que una niña de 7 años, que padecía una grave leucemia, se ha recuperado gracias al uso del virus HIV (modificado) que inducía a los linfocitos T a destruir a las células B causantes de la enfermedad.

No podemos obviar tampoco a los antibióticos, esa larga lista de compuestos químicos que debemos aprender en la carrera para superar Microbiología (:P). @ReCienciablog nos habla de la importancia de los descubrimientos en Microbiología en el siglo XIX que contribuyen a la mejora en antibióticos, o al re-descubrimiento de beneficios que antes no se vieron (como en el caso de la Rifampicina).

De la mano de @Raven_neo nos llega una entrada que aborda el descubrimiento de Rubrobacter, el color rojizo característico de esta especie que impregna las fachadas de monumentos... Y también observamos con gran lujo de detalle una larva de cangrejo. ¡Incluso podemos fijar la vista en bacterias que se alojan en su ojo! Genial.

Por último, en esta entrada escrita por @Danaskaalonso encontramos pruebas que mantienen latente la posible idea de que algunas especies de microorganismos tuvieran un origen exógeno (Panspermia).


Dejemos a un lado la Microbiología, y adentrémonos en el tema central de este Biocarnaval: "Grandes descubrimientos e inventos del siglo XIX". Ha habido varias entradas relacionadas con este tema, que se han expuesto más arriba, cosa que me alegra y mucho. Ahí van algunas más:

¿Cómo funciona el borrado de memoria? José Ramón Alonso nos demuestra que es un proceso activo que podría involucrar a una proteína, Rac, la cual actuaría como la goma de borrar de nuestra pizarra mental.

Se ha escrito, además, una entrada relativa al DNA y el RNA en ADN versus ARN. Las cuatro letras de la vida, vía hadimension. La misma autora de este post rinde un homenaje, esta vez en el blog "El mundo de las Ideas", a la autora de la hipótesis de la Endosimbiosis, Lynn Margulis.

¿Y qué sería de la investigación básica sin la GFP... o GEFEPÉ? En esta entrada de @AmebaCuriosa sabemos cómo gracias a esta proteína fluorescente podemos conocer con mayor profundidad cómo funciona un organismo.

¡También ha habido estreno bloguero en esta Edición! Nada más y nada menos que @josemabio, que nos explica cómo la epigenética marca nuestra forma de ser, activando y suprimiendo la expresión de nuestros genes. ¡Bienvenido a la Blogosfera Josema!

@biogeocarlos y su particular Belén seguro que ha arrancado más de una sonrisa, además de adoctrinarnos sobre la gran variedad de especies de dinosaurios que gobernaban nuestra primitiva Tierra.

Siguiendo con el tema de las especies, mucho tiene que hablar @Ser__vivo tras el descubrimiento de nuevas especies de loris perezosos, un animal que por muy mono que parezca, no se recomienda su domesticación.

Gracias al post de @_Venerable_ sabemos mucho más acerca del cangrejo cacerola, hasta el mínimo detalle, y cómo este animal es explotado en la industria farmacéutica, en concreto, su hemolinfa.

¿Y qué me decís de los tardígrados? Unos organismos muy curiosos que poco le pueden envidiar a las cucarachas en cuanto a resistencia a catástrofes naturales y nucleares. @Luis_Sawy3r nos lo explica aquí.

Finalmente, en Cuestión de tamaños, su autor @rnumantinablog nos comenta cómo influye el tamaño en un sistema biológico. Según esto, los monstruos gigantes de las películas de terror no tendrían cabida en este mundo (ni tampoco humanos diminutos).




Creo que con este overall podemos dar por finalizada esta XIX Edición. Espero que lo hayáis pasado muy bien escribiendo y leyendo también. Ahora, queda anunciar al anfitrión de la próxima Edición del Carnaval de Biología: sé que le va a poner muchas ganas y entusiasmo, y que va a conseguir que todo el mundo escribas entradas para él.

El próximo hospedador del Biocarnaval será @multivac42 que por cierto, ¡ya ha empezado la XX Edición! ¡A escribir toca!


¡¡Muchos saludos, y gracias por todo!! Nos leemos ;)